Destino vs entorno turístico

Hace un par de semanas el profesor Arturo Crosby nos hizo una pregunta que me dejó descolocado, así como su consiguiente respuesta…aunque, después de mucho debatir me acabó convenciendo y gustando más que la visión que yo tenía sobre la cuestión (podéis ver su explicación completa en este artículo que publicó en Boletín Turístico: “Promoción y comercialización: destinos o entornos turísticos”). - La pregunta fue la siguiente: ¿qué es un destino turístico?...pregunta tonta, ¿verdad?...todos lo tenemos tan claro…Según el Think-Tank de la OMT (y lo que yo concebía como tal): es el espacio donde el turista pasa como mínimo una noche que incluye el consumo de productos turísticos tales como servicios básicos y suplementarios. El destino tiene fronteras físicas y administrativas, con una gestión propia definida, que en su imagen y perceptibilidad define su competitividad en el mercado…y yo añadiría, para aclarar, que cuenta con una serie de recursos, hoteles, restaurantes, transportes, turistas, población, agencias de viajes, etc. y cuyos atractivos son los que generan la llegada de visitantes. Es lo que todos, más o menos, pensamos, ¿no?...así pues: Alicante, Benidorm, Madrid, Canarias, el Valle de Arán, etc. se ajustan a esta definición, ¿verdad?...Ahora bien, si hacemos un análisis con mayor profundidad nos encontramos con que de la definición anterior emergen dos conceptos diferentes: destino turístico y entorno turístico. En este punto es donde se originó el debate, derivado de la confusión entre estos dos conceptos y de una nueva visión de ambos. Las conclusiones, a continuación:
-
La diferencia entre destino y entorno es que un destino turístico “se basa en un sistema o conjunto de elementos, cuya estructura es básicamente funcional”, exige una coordinación real entre todas las partes implicadas y un compromiso real que ante una situación problemática en la cual falla uno de los elementos que forman el destino, el sistema se cae; además requiere una integración del entorno en la estructura de gestión del espacio, una buena colaboración de la estructura funcional y una implicación de la población y empresarios locales, en caso contrario no existe un destino si no simplemente un entorno turístico. ¿Cuántos destinos de verdad podemos citar viéndolo así? -
Por lo que respecta al concepto de entorno turístico, podemos añadir que lo que casi todos definimos (incluyendo la OMT) como destino (y confundimos con entorno) suele quedarse en la que Arturo Crosby denomina “fase previa de Entorno o Sitio Turístico”, es decir no llegando a ser destinos turísticos, por lo siguiente: “se basa en una estructura orgánica, sin tener conexiones o interrelaciones funcionales entre sus elementos” y sin integración de estos en la estructura de gestión del espacio donde se ubican“; “la mayoría de los entornos turísticos, se limitan a diseñar y crear productos turísticos, que introducen en el mercado para ser comprados y vendidos, pero casi nunca llegan a la fase final, del diseño y creación de experiencias turísticas, que es, en definitiva lo que nuestro público, percibe y adquiere”, es decir, no son capaces de cumplir las expectativas creadas en el turista. Por tanto un entorno turístico es todo lo contrario a lo definido como destino, sin embargo en la realidad concebimos como tal y asignamos la definición de destino turístico a espacios que sólo serían entornos turísticos (Andorra) y los confundimos con destinos de verdad (Benidorm).
- La capacidad de cumplir las expectativas creadas en el turista nos ayuda, aún más, a hacer una distinción y cribar entre qué son destinos turísticos y qué son entornos turísticos. Con todo lo dicho: es evidente que un destino tendrá mayores posibilidades de satisfacer la experiencia vendida que un entorno, que al fin y al cabo es lo que realmente interesa.
-
Mi listado de destinos turísticos se altera, muchos descienden a la categoría de entorno. Benidorm sería un buen ejemplo de destino turístico. La promoción y comercialización que se hace en la actualidad también se vería muy alterada teniendo en cuenta lo dicho, ¿no?...aunque ya es otra cuestión a parte...

4 comentarios:

Edu William dijo...

muy interesante david!
pero que ocurre con aquellos "destinos?" que comercializan la experiencia en base a un sólo proveedor, por ejemplo los Todo Incluido (nada interrelacionado con el sistema...o que crea el mismo su propio sistema) del Caribe? No cumplen las expectativas de los clientes? (sin valorar la sostenibilidad o competitividad para los territorios de dicho mkodelo)
Saludos

David Giner dijo...

Hola Edu,

Si se comercializa la experiencia turística en base a un sólo proveedor, sin tener en cuenta al resto de elementos que componen su estructura y sin interrelación alguna entre ellos, yo no lo consideraría como un destino de verdad, sino como un entorno turístico.
Satisfacer las expectativas del cliente no lo es todo, también hay que pensar en la integración de la población y empresarios locales en el negocio turístico, algo que suele flaquear en muchos (no todos) "destinos" del Caribe como sabemos...la fase de diseño, creación y venta de producto es perfecta, pero quizá falta la de integración e interrelación con el resto de sectores...
Los entornos turísticos también son capaces de crear experiencias pero con mayores dificultades y menores posibilidades de materializarlas y satisfacer al visitante, su propia definición ya establece una serie de barreras.

Un saludo!!

Anónimo dijo...

Hola soy Josu:

Es interesante el planteamiento de Arturo Crosby, Entorno Turístico o Destino Turístico.

Si como decís para considerar destino turístico se tiene que integrar la población o los demás empresarios turísticos, en la zona donde yo trabajo nunca sera un destino turístico según los concepto que se utilizan.

Nosotros, quizás de manera poco ortodosa o como se dice ahora, políticamente incorrecto (aclarar que nosotros somos gestores y técnicos en turismo, no políticos) empleamos estos conceptos turísticos de la manera siguiente:

Destino Turístico es aquel donde la gente va en masa a intentar conocer una ciudad, comarca o paraje turístico especial.

Entorno Turístico nosotros lo empleamos para distinguir aquellos parajes, lugares, ciudades o comarcas turísticas, en las cuales hay preparada una infraestructura turística determinada que permite a los viajeros o turístas, poder ver,conocer y disfrutar de lugares originales por una parte, que están fuera de los circuitos turísticos tradicionales.
A la vez estos viajeros también pueden conocer los demás sitios turísticos, pero con un nivel de conocimiento, orientación e información mucho mayor de la quedisponen los temás turístas.

Este hecho trae como consecuencia que los viajeros no solo se van contentos, sino que se van encantados, siendo este un factor muy importante que marca la difeencia entre unos empresarios, asociaciones, etc.

A nosotros nos va muy bien, los turístas ven y distinguen la diferencia y en consecuencia deciden que es lo que eligen.

Ortodoxo o no funciona y esto en mi opinión es lo que importa.

Un saludo

Josu

18-6-07

Mac dijo...

Hola.
Destino Turístico y entorno turístico son cosas totalmente diferentes. Si bien el destino turístico es lo que ya habías mencionado, aquel lugar o el espacio en donde los turistas pueden disfrutar de servicios...
El entorno es todo lo que existe alrededor de este destino y que influye en el desarrollo turístico del lugar, según Porter el entorno se conforma por Entono general y entorno específico....