The Marketing Mix Builder

¿Qué acciones promocionales y de marketing debemos acometer? ¿Cuáles serán más rentables? ¿En qué mercados debemos hacer más incidencia?...estas son algunas de las dudas que más de una Organización de Marketing de Destino se suele plantear, o por lo menos debería de plantearse si no lo hacen...
-
La OMD Tourism Australia tiene a disposición de los empresarios y destinos del país una herramienta denominada "The Marketing Mix Builder" que permite desarrollar un plan de marketing a la medida, teniendo en cuenta los mercados preferenciales de cada uno, las fechas de las acciones, el tipo de acciones,etc.
Recomendable echar un vistazo a esta herramienta y, ya de paso, a toda la estructura turística de Australia y a la gran cantidad de documentanción existente sobre el plan estratégico de turismo del país, The White Paper, los informes de demanda, los manuales de marketing y promoción, los resúmenes ejecutivos de las acciones acometidas anualmente, etc.
Un buen ejemplo a seguir.

Apuntes sociológicos V: Pedibus liberado, la metamorfosis del peregrino

El turista es un viajero a quien se le ha ofrecido gozar de todas las ventajas del viaje sin tener que padecer el más mínimo inconveniente. ¿Quién habría rechazado tal proposición? -
El turista no es, como el antiguo peregrino, hombre de una sola mirada. El peregrino no tiene nada que hacer con ese “sabor” turístico. Diferente, el turista es un viajero liberado de esas servidumbres o de esas apuestas. No va a Jerusalén, a Lovaina o a dar la vuelta al mundo por necesidad. Curioso universal, a todas partes y en todos los medios. El turista, hombre de mirada múltiple y perpetuo cambio, es tanto un creador como un consumidor de espacios. -
El turista no es un no-viajero o un peregrino ciego. Descubre el mundo y siempre tendrá una mejor visión según sus puntos de vista, que no dejan de multiplicarse.
-
El idiota que viaja, Jean-Didier Urbain (1993)

Low cost espaciales, por favor!!!

Los turistas espaciales podrán viajar a la Luna por 100 millones de dólares
HOSTELTUR • 24-04-2007 - "Todo depende de cuándo Roscosmos, la Agencia Espacial Rusa, y Energía, el consorcio espacial de Rusia, hagan su primer aporte técnico" al proyecto conjunto, explicó Faranetta, quien precisó que si la decisión se tomase este año, el primer turista viajará a la Luna en los próximos cinco años. Según Faranetta, su empresa ya ha recibido las solicitudes de varios aspirantes, a los que no asusta el precio orientativo de no menos de 100 millones de dólares por participar en el futuro crucero lunar.
-
El anuncio ha coincidido con las declaraciones del jefe de Roskosmos, Anatoli Pímenov, quien se congratuló del deseo, expresado por el hombre más rico de Rusia, Román Abramovich, de pagar 300 millones de dólares por volar hacia la Luna.
-
Desde el punto de vista técnico, el proyecto no presenta grandes dificultades y se basa en tecnologías rusas ya existentes. La variante más barata prevé el despegue desde la Tierra a bordo de una nave Soyuz modernizada, con dos tripulantes y dos turistas a bordo, que en la órbita se acoplará al módulo de aceleración, previamente propulsado por un cohete Protón. Impulsada por el módulo acelerador, la Soyuz alcanzará la Luna y regresará a la Tierra en 710 días.
-
Otro proyecto que Space Adventures desarrolla conjuntamente con Roskosmos, son los vuelos suborbitales, más baratos que los actuales viajes a la EEI que le cuestan al turista espacial de 20 a 30 millones de dólares. Para ello se construirá una nave de 8 o 10 plazas, basada en la tecnologías rusas ya probadas en el espacio y que despegarán desde un gran avión, posiblemente un M55, que tendrán como base los aeródromos de Malasia, Singapur y Emiratos Árabes Unidos. Space Adventures ya cuenta con dos centenares de encargos para semejantes vuelos, que costarán en torno a los 100.000 dólares.
-
A diferencia de los vuelos turísticos a la EEI, en los que "Rusia no tiene rivales", Space Adventures se prepara para una dura competencia en los vuelos suborbitales, cuyos proyectos ya desarrollan varias compañías del mundo.

Clasificación de viajeros de la OMT


Hace unos días hablábamos de la clasificación de viajeros que hace la OMT...pues bien, ahí la tenéis, para aclarar las dudas que aparecieron en nuestra conversación.
-
Perdonad por la calidad de la imagen...Ya sabéis: click para ampliar!!

Saludos!

...tota pedra fa marge...

Anoche, como seguro que hicisteis muchos de vosotros, yo también vi al Sr. Rajoy someterse a la batería de preguntas de ciudadanos en el programa de TVE “Tengo una pregunta para usted”. Igual que ocurriera hace 3 semanas con el Presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, he echado de menos alguna pregunta que hiciera referencia a la actividad turística (qué propuestas tienen ambos dirigentes, cómo valoran la situación turística actual, etc.), no olvidemos que su aportación al PIB está en torno al 12%. Uno de los principales objetivos del Gobierno es mejorar la competitividad y productividad de la economía española, de lo cual se ha hablado estos días tras la presentación del Informe Económico del Presidente del Gobierno 2007, y anoche nadie preguntó sobre estos aspectos y, mucho menos, relacionados con el principal sector de nuestro país: el turismo.
Siempre que los dirigentes políticos hablan de competitividad y productividad lo hacen refiriéndose a sectores puramente industriales, a la agricultura, a la pesca, a las nuevas tecnologías, etc., pero nunca mencionan la necesidad de apostar por la inversión en la mejora de de la competitividad y productividad de la actividad turística española. El Plan Marco de Competitividad del Turismo Español (1996-1999) y su continuidad con el Plan Integral de Calidad del Turismo Español (PICTE 2000-2006), son dos herramientas que se crearon para impulsar la actividad turística, mejorar su calidad y su competitividad ante el nuevo escenario que, por entonces, se preveía y que actualmente estamos viviendo. A pesar de ello, no he oído referirse a estos temas a ninguno de los líderes políticos que hemos tenido en estos 10 años…¿será que no son conscientes de la importancia que tiene el turismo en el país que han dirigido/dirigen? Es vital que sean ellos los que inicien la concienciación social sobre la importancia que tiene el sector turístico en nuestro país y sobre la necesidad de poner cada uno de nosotros algo de nuestra parte. La mejora de la competitividad de este sector no sólo se alcanza a golpe de inversión económica. Sinceramente, creo que un poco de pedagogía en torno a estos temas sería crucial para que el sector mejorara su imagen frente a la sociedad y ésta se diera cuenta del papel que juega en la economía el turismo (o ¿es que la gente no es consciente de la necesidad e importancia de invertir en la industria pesquera, en la agricultura, en el calzado, etc?).
-
De esta manera ganaríamos todos…como dice EXCELTUR: Turismo somos todos y es tarea de todos. Sí, pero hay que empezar por lo más básico que es informar del porqué somos todos y del porqué es tarea de todos, y si los dirigentes políticos incluyeran al turismo en su discurso de vez en cuando, seguramente este objetivo estaría más cercano. …tota pedra fa marge

...cómo cambian las cosas...

De Albacete a la Costa Blanca...vía Manchester F.J.B. Diario Información
Los hoteleros de la Costa Blanca han detectado en los últimos meses un incremento sustancial de la llegada de turistas españoles a los establecimientos tras haber comprado la estancia a un tour operador británico, algo impensable hace sólo unos años y que, además, tiene un coste económico añadido para su cuenta de resultados. La compra de las vacaciones en Gran Bretaña, normalmente en la página web del mayorista de turno, permite obtener las habitaciones del hotel con descuentos de hasta el 20% ya que el tour operador fija las tarifas de sus clientes tras haber firmado, normalmente con un año de antelación, los precios de cada temporada, mucho más baratos que la tarifa estandar que se fija para el mercado español.
-
La práctica ha encendido la alarma entre los grandes grupos hoteleros de la provincia que buscan medidas para detener esta «sangría» o, sencillamente, la fórmula que les permita adaptarse a la nueva situación. La globalización se impone y de la misma manera que se puede adquirir en el portátil y desde el salón del domicilio una televisión último modelo, también se puede recurrir a la picaresca y ahorrarte unos euros en las vacaciones, sin necesidad de apellidarte Taylor o llevar la camiseta del Chelsea pegada al cuerpo.

Aventuras aeroportuarias

Escribo este post con cierto resquemor en el cuerpo después de mi última aventura con los medios de transporte de este país.
.
Para la vuelta de Semana Santa decidí coger avión para volver a Barcelona desde Alicante y "descansar" un poco del pesado trayecto del Euromed (casi 5 horas tarda en cubrir los 545 km que separan a ambas ciudades). Compré el vuelo con Iberia en Atrapalo.com con un mes de antelación. Salida del aeropuerto de Alicante a las 22.05 hrs. y llegada a Barcelona a las 23.10 hrs.
.
Llegué al aeropuerto a eso de las 21 hrs., facturé y me fui a ver la primera parte del Valencia-Chelsea. Llegó la hora de embarcar y todo pintaba perfecto: el Valencia ganaba y en menos de 2 horas estaría en mi piso, en Barcelona. . Pero cuando embarcamos todo empezó a cambiar. Mis sensaciones no eran tan buenas como minutos antes: avión muy antiguo, sucio, apenas tripulación (sólo 2 azafatas, muy poco agradables). El vuelo salió con 15 minutos de retraso, lo cual contribuyó a incrementar mis malos augurios: el último tren hacia Sants Estació era a las 23.44 hrs., y teniendo en cuanta que había que recoger las maletas…Esos presentimientos se materializaron al aterrizar en Barcelona (puntuales y a la hora prevista en un principio a pesar de los 15 min. de retraso de la salida). Conecté la radio y el Valencia estaba eliminado. Ya sólo me quedaba confiar en que la recogida del equipaje fuera rápida…aunque contaba con un cómodo margen de 34 minutos para coger el tren...
.
...pasaban los minutos y las maletas no aparecían, no salían. Mientras, no paraban de aterrizar vuelos y de entrar gente a la sala de recogida de equipajes. Todos los vuelos recogían sus enseres menos nosotros, los del vuelo IB 1399 procedentes de Alicante. Los equipajes aparecieron (el mío deteriorado) a las 23.45 hrs.!!...es decir: perdí el último tren!! ¿Y qué hice? Me fui a coger el Aerobus (cerca de 4€ el trayecto). Pero las cerca de 150 personas que hacían cola me hizo cambiar de opción y cogí un Nitbus mucho más barato (1.25€) y que llegaba en ese momento (porque el taxi…cola similar y precio disparatado!). ¿Y qué pasó entonces? El bus hizo una ruta turística nocturna: Sant Joan d’Espí, El Prat del Llobregat, etc., y llegué a casa a las 01.15 hrs. de la madrugada!!... -
…echen cuentas, señores…sigo teniendo la esperanza de que fuera una cuestión de mala suerte, un cúmulo de circunstancias (…hoy me he enterado de que había huelga de mozos de descarga…)…pero claro, ¿cómo lo iba a saber cuando compré el billete hace un mes?...de todas formas, y aún conociendo las conexiones de transporte público Barcelona - El Prat, no acabo de entender porqué un destino de primer orden como este tiene un déficit tan grande en este tipo de infraestructuras y no entiendo cómo uno de los principales aeropuertos de Europa, con un volumen tan alto de vuelos, no planifique los horarios del tren en función del tráfico aéreo…¿cómo debería de ser si no?...igual sí lo hacen pero esa no es la sensación que yo tengo…
- …en fin…tenía que desahogarme…

Apuntes sociológicos IV: el turista y el viajero, relato de unas costumbres

El turista no es un viajero sin cualidades. Hombre de mirada múltiple, explorador de las redes de comunicación, visitante de los confines del mundo y aficionado los desiertos A los objetos acumulados en las “tiendas de curiosidades” sucedieron las impresiones, los relatos, los recuerdos, las memorias, las descripciones y los testimonios; toda una literatura, a menudo ilustrada, cuya abundancia da prueba del desarrollo de una nueva forma de conocimiento, que luego fue prolongada por la fotografía y el cine…Pero, desde entonces, con el desarrollo del turismo y excluyendo los asuntos profesionales y oficiales que la legitiman, la curiosidad del viajero, en la persona del turista, ha cambiado de valor. De deseo de conocimiento, se ha convertido en un deseo indiscreto y parece haber perdido en humanismo todo lo que según ha ganado en barbarie. Cada cosa a su escala, se puede decir que el turismo contemporáneo es un poco como la invención de la bomba atómica: no sólo un fenómeno de civilización, sino una revolución irreversible que sobrepasa a sus inventores y con la cual, en el fondo, no se sabe qué hacer, si un comercio o un hipotético instrumento de paz. Al final, resulta difícil acomodarse a estos progresos. Si la bomba atómica da al hombre el absurdo poder de hacer estallar el planeta, el turismo internacional, por su parte, permite considerar la posibilidad de superponer al sedentarismo funcional de las sociedades modernas un nomadismo universal más o menos controlado que, al multiplicar los contactos entre culturas, multiplica también, como en una reacción en cadena, las posibilidades de choque, de querellas, de conflictos, de odios y de envidias. “Quien sueña con viajar, debe preocupaciones olvidar, al alba estar en pie, no demasiado cargar, con paso igual andar y saber escuchar”.
-
El idiota que viaja, Jean-Didier Urbain (1993)

Apuntes sociológicos III: el viajero desvalijado

...hay que ver lo que provoca efectivamente en el viajero la infiltración turística en su universo. Un espejo se quiebra. No solamente roban su territorio, sino que además violan su identidad. Fin de un privilegio, lo que profana es fundamentalmente su intimidad. El mundo egocéntrico y solitario del viajero estalla como una pompa de jabón pinchada por la indiscreción del intruso. La democratización del viaje es odiosa para el viajero. No solamente vulgariza el mundo (desde ahora conocido o con posibilidades de ser conocido por la mayoría), sino que además lo convierte en un mercadillo profano.
El idiota que viaja, Jean-Didier Urbain (1993)

Apuntes sociológicos II: del animal turístico al turista-mercancía

(...) el viaje turístico es una transhumancia, impregnada, como debe ser, por el servilismo de un deambular bovino. El viajero sólo quiere ver en el turista a un ser desnaturalizado: un animal doméstico, alienado, conducido, sometido a la “moda” del viaje a Oriente.
-
En 1851, Thomas Cook crea su sociedad. En 1863 organiza el primer viaje en grupo a Suiza. Es la época del boom turístico italiano, un siglo anterior al boom español. Inmediatamente, la crítica se lanza sobre esta nueva fórmula del viaje de recreo. La ironía cede rápidamente el paso a la virulencia.
Un cónsul británico en Italia publica en el Blackwood Magazine, en febrero de 1865, un artículo atacando de forma violéntal el turismo de grupo, “ese nuevo mal que va en aumento y que consiste en conducir cuarenta o cincuenta personas sin distinción de edad o de sexo, de Londres a Nápoles y vuelta, todo por un precio global. (...) las ciudades de Italia se ven desde entonces “asaltadas por rebaños de criaturas como ésas”. “Nunca se separan, se puede ver hasta cuarenta de ellas circulando a todo lo largo de una calle con su jefe de filas que, tan pronto delante, tan pronto detrás, dando vueltas a su alrededor como el perro del pastor, parece realmente estar cuidándolas!".
-
A partir de esto, al turista se le llama animal. Según parece, es impermeable al espíritu del viaje, lo que le convierte en animal. - (...) tenemos a todos estos viajeros, expedidos, “fuera de temporada”, a Marruecos, a las Baleares, a Túnez, de crucero, o al sur de Francia, integrados en la lógica del movimiento permanente de un comercio circular. Son los “veraneantes de los equinoccios”, turistas-mercancías ambivalentes (en la medida en que cada cual, turista e industria, está obligado a sacar su propio provecho), pero que en última instancia están manipulados por una “organización del ocio que consiste esencialmente en volver a poner en circulación el dinero de los viejos”.
-
El idiota que viaja, Jean-Didier Urbain (1993)