¿Existe la "turismofobia"?

-
La revista Hosteltur publicaba la semana pasada una noticia titulada "El rechazo al turismo, ¿una tendencia al alza?". El artículo se centraba en analizar los problemas derivados de la combinación desarrollo turístico - población local.
-
El debate sobre la "turistofobia" o "turismofobia" tuvo mucha actualidad durante los inicios del desarrollo turístico. Fueron muchos los sociólogos, geógrafos y expertos en turismo que analizaron la situación, los pros y los contras del desarrollo turístico sobre la economía, sociedad y medioambiente de las "sociedades anfitrionas", anteponiendo y sobrevalorando los aspectos negativos. Pero lo cierto es que recurrir a cuestionar los efectos positivos del turismo es fácil, rápido y siempre tiene más eco que su parte positiva: que si la masificación, que si la saturación de espacios, que si la pérdida de valores, que si la degradación de recursos, que si la pérdida de autenticidad (¿qué es lo auténtico?), que si la pérdida de la identidad (¿qué es la identidad? ¿tiene fecha de nacimiento? ¿y de caducidad?). Lo curioso es que el debate siempre surge cuando se está atravesando por una situación económica general (y por tanto turística) mala.
-
Parece que está de moda eso de mostrar una postura antiturística. Aunque en realidad es una actitud habitual desde los inicios del turismo: burla y frases hechas que menosprecian los hábitos del turista, rechazo a los espacios y productos más consumidos por los turistas, etc. El eterno "enfrentamiento" turista vs viajero, pura lucha semántica y actitud social que gana fuerza conforme pasan los años y aparecen nuevas modalidades de hacer turismo...o de viajar. Socialmente el concepto viajero está mejor valorado. Al turista parece que nadie le quiera.
-
A mi juicio, pocos destinos pueden hablar de estar viviendo una situación de "turismofobia" o de rechazo al turismo por parte de su población local: si bien es cierto que en muchos lugares el desarrollo del turismo ha convertido en simbólicas las actividades económicas, la culpa no es del propio turismo, es del mal planteamiento estratégico realizado en la zona; si bien es cierto que en muchos lugares el desarrollo del turismo está provocando conflictos entre la población local y los visitantes, la culpa no es del turismo en sí, es de su mala gestión (pública y privada).
-
Como decía al principio, las quejas contra el turismo suelen aparecer cuando llegan los resultados negativos. Pero ¿es tan importante esa corriente antiturística o es una simple moda o actitud social (chic), ¿en qué lugares puede afirmarse que hay turismofobia?, ¿cómo se puede certificar que hay turismofobia?...y en caso de que la haya, ¿cómo se soluciona?...
-
Por último, os remito al decálogo contra la turismofobia del profesor Jose Antonio Donaire. No tiene desperdicio.
-
-
Vía Logitravel Blog

Abusos en los precios turísticos

-
Continuando con la iniciativa que puso en marcha el diario El País a través de Blog de El Viajero a mediados del mes pasado, hoy os voy a proponer que nos contéis vuestras experiencias con una de las cosas negativas que se repiten en muchos destinos turísticos: los abusos, los timos, los sablazos, los tangues...con los precios.
-
El incremento abusivo de los precios es una práctica que se reproduce con demasiada normalidad en muchas zonas turísticas, con un punto de acentuación mayor en verano. Llega el verano y los precios se disparan al ritmo de la afluencia de visitantes. Llega el turista y los precios varían casi a diario. Llega el turista y, según su procedencia, cobramos una cosa u otra. Llega el turista y todo vale. Llega el turista y "hay que aprovechar para hacer el agosto".
-
Hay que reconocer que la mayoría de nosotros hemos vivido esta situación, ¿verdad?...bien con consumiciones en bares y cafeterías, con la compra de algún recuerdo o de algún producto típico, con el alquiler de algún servicio, con la compra de una guía o de un mapa, con la visita a un sitio típico, con la asistencia a algún evento...aparentemente lo aceptamos pero en el fondo pensamos: "vaya sablazo nos acaban de meter", "no vuelvo más, a timar a otros..."...aunque casi todos nos acabamos refugiando en el "claro, es que estamos en plena zona turística", "claro, es que esta es una de las ciudades más turísticas"...una forma de consolarnos...
-
...en mi caso, este verano sufrí uno de estos "sablazos" al pedir una cerveza (la de la botella verde...) en Mykonos, la "Ibiza griega"...7 € nada menos...pero claro, el lugar lo valía...
-
...y vosotros, ¿habéis notado un cierto abuso en los precios a la hora de consumir en vuestros destinos vacacionales? ¿se ajustaba el precio al producto o servicio consumido?...
-

Vía Logitravel blog