¿Existe la "turismofobia"?

-
La revista Hosteltur publicaba la semana pasada una noticia titulada "El rechazo al turismo, ¿una tendencia al alza?". El artículo se centraba en analizar los problemas derivados de la combinación desarrollo turístico - población local.
-
El debate sobre la "turistofobia" o "turismofobia" tuvo mucha actualidad durante los inicios del desarrollo turístico. Fueron muchos los sociólogos, geógrafos y expertos en turismo que analizaron la situación, los pros y los contras del desarrollo turístico sobre la economía, sociedad y medioambiente de las "sociedades anfitrionas", anteponiendo y sobrevalorando los aspectos negativos. Pero lo cierto es que recurrir a cuestionar los efectos positivos del turismo es fácil, rápido y siempre tiene más eco que su parte positiva: que si la masificación, que si la saturación de espacios, que si la pérdida de valores, que si la degradación de recursos, que si la pérdida de autenticidad (¿qué es lo auténtico?), que si la pérdida de la identidad (¿qué es la identidad? ¿tiene fecha de nacimiento? ¿y de caducidad?). Lo curioso es que el debate siempre surge cuando se está atravesando por una situación económica general (y por tanto turística) mala.
-
Parece que está de moda eso de mostrar una postura antiturística. Aunque en realidad es una actitud habitual desde los inicios del turismo: burla y frases hechas que menosprecian los hábitos del turista, rechazo a los espacios y productos más consumidos por los turistas, etc. El eterno "enfrentamiento" turista vs viajero, pura lucha semántica y actitud social que gana fuerza conforme pasan los años y aparecen nuevas modalidades de hacer turismo...o de viajar. Socialmente el concepto viajero está mejor valorado. Al turista parece que nadie le quiera.
-
A mi juicio, pocos destinos pueden hablar de estar viviendo una situación de "turismofobia" o de rechazo al turismo por parte de su población local: si bien es cierto que en muchos lugares el desarrollo del turismo ha convertido en simbólicas las actividades económicas, la culpa no es del propio turismo, es del mal planteamiento estratégico realizado en la zona; si bien es cierto que en muchos lugares el desarrollo del turismo está provocando conflictos entre la población local y los visitantes, la culpa no es del turismo en sí, es de su mala gestión (pública y privada).
-
Como decía al principio, las quejas contra el turismo suelen aparecer cuando llegan los resultados negativos. Pero ¿es tan importante esa corriente antiturística o es una simple moda o actitud social (chic), ¿en qué lugares puede afirmarse que hay turismofobia?, ¿cómo se puede certificar que hay turismofobia?...y en caso de que la haya, ¿cómo se soluciona?...
-
Por último, os remito al decálogo contra la turismofobia del profesor Jose Antonio Donaire. No tiene desperdicio.
-
-
Vía Logitravel Blog

Comentarios

Costa Rica Hotels ha dicho que…
Creo que en cierto grado hay un poco de turismofobia en todos los paises, ya que algunos habitantes tiended a presumir su sentido nacionalista al humillar a turistas por como visten, etc
Sandra ha dicho que…
muy interesante el post!