Lo auténtico

Hoy en día a cualquier cosa se le cuelga la etiqueta de "auténtico", "típico", "tradicional", todo vale con tal de vender. Ocurre igual que con "lo sostenible". Ya lo decía Arturo Crosby: "...en turismo manejamos percepciones y sensaciones...¿gastronomía auténtica?...lo que se vende no suele ser lo auténtico, el mercado no aceptaría lo auténtico de verdad, no está preparado para ello"...¿cultura auténtica? ¿ritos tradicionales? ¿gastronomía tradicional? ¿experiencias auténticas con nativos en la selva?...
-
¿Y dónde reside el éxito de la venta de los productos pseudoauténticos que actualmente circulan en el mercado turístico? Pues precisamente en eso, en la capacidad de crear experiencias ligadas a valores supuestamente auténticos que el mercado percibe como tales, sin más...no le encuentro otra explicación...
-
...Forges lo tiene bien claro...
-

Comentarios

Víctor Mayans ha dicho que…
Como me gusta eso de que todo el mundo este de vuelta con nuevos aires (te felicito por el diseño). Acaso no os habeis parado a pensar en aquellos que nos hemos quedado aquí...lo despavorecidos que nos habeis dejado al ver que ningún blog movía sus "filas"... Bueno, ya hablaremos en Noviembre cuando me tome mis vacaciones.
David, buena reglexión....¿que es auténtico?
José A. García Suárez ha dicho que…
Muy acertada reflexión David,
En línea con la moda de lo experiencial, también hallamos la moda de lo auténtico. No sé si antes de hacer una campaña promocional y publicitaria en el briefing inicial la agencia debería realizar una auditoria de valores para no confundir (utilizo este término mejor que angañar)a la hora de lanzar mensajes como auténtico, responsable, experiencia única, etc.

Saludos
David Giner ha dicho que…
Hola gente...yo, sinceramente, creo que la autenticidad es 100% subjetiva y que no existe. Aunque queda bien hablar de "lo auténtico del destino", "lo auténtico de la gastronomía"...sí, es una moda más.
Yo creo que nada permanece impasible a los cambios. Y todo, por poco que sea, varía con el tiempo por los motivos que sean. Y en el momento en el que cualquier elemento varía lo más mínimo, deja de ser auténtico, ya no respeta la "fórmula original" que lo convertía en auténtico, en genuino.
Y puestos en este punto: cada uno decide qué es más o menos auténtico según determinados parámetros (generalmente adquiridos vía educación, costumbres sociales, medios de comunicación, etc.) que le ayudan a conformar en su mente la idea de auténtico para según qué elementos.

¿Qué factor usamos para definir si algo es o no auténtico, salvo las conclusiones de la ciencia?...como considero que no hay un parámetro que se pueda aplicar a todo...¿entonces cómo podemos saber si estamos ante algo auténtico o no de alguna manera y generalizar que nos estamos comiendo una auténtico arroz chino? ¿es auténtico un tablao flamenco de Granada en el que cada noche se baila "el más puro flamenco", donde la estrella bailaora es de origen nipón?...¿otra "falsa autenticidad"?

Es más, ¿está el mercado preparado para aceptar productos "auténticos" de verdad, si los hubieran?...imagino que según el tipo de producto...no?...aun así, yo creo que el mercado acepta mejor los productos híbridos o "falso-auténticos"...

Saludos!!