Fatal experiencia en el Restaurante Made in Italia (Alicante)

Anoche estuvimos cenando en el restaurante Made in Italia de Alicante (C/Castaños). Era la segunda vez que Lola y yo íbamos, esta vez acompañados. Mi recuerdo de la primera ocasión era bastante bueno: comida italiana de muy buen nivel y local muy acogedor y moderno, todo a un precio bastante moderado.
-
Pero después de anoche, no creo que vuelva nunca más. Es más, espero que quien lea esto se lo piense dos veces antes de ir.
-
Llegamos al restaurante a las 21.45 hrs. Sale una comercial a atendernos, nos cuenta lo maravillosos y especialistas que son en comida italiana, nos acompaña a la mesa y al poco aparece la que sería nuestra camarera. A esas horas en el local, que también tiene terraza en la misma C/Castaños, tan sólo había 5 mesas ocupadas, aparte de la nuestra.
-
A partir de ese momento comenzó el martirio: 10 minutos para que vuelva la camarera para tomarnos la comanda (y gracias a que se nos ocurrió llamarla). 20 minutos en traernos las bebidas (cerveza, agua y dos refrescos). Y una odisea infernal en servir los entrantes: una ensalada y unas patatas al horno. Desde que entramos hasta que nos trajeron los entrantes transcurrieron 30 minutos!!. Una exageración vamos...
-
A partir de las 22.20 comenzó a llenarse el local y nos fuimos dando cuenta de que al resto de la gente le pasaba lo mismo: caras largas por las esperas, miradas a los camareros, resoplidos...
-
Y a las 22.45 hrs., no habiéndonos servido todavía las 3 pizzas y la lasaña que pedimos casi una hora antes, opté por dirigirme a la que se suponía que era jefa de camareros: "Perdona, hemos pedido unas pizzas hace casi una hora...". La mujer puso cara de "no me digas!!"...no articuló palabra, ni se disculpó, se marchó y a los 5 minutos nos sirvió. A todo esto, no nos sirvieron las segundas bebidas que habíamos pedido...en fin...un auténtico desastre.
-
Yo suelo ser bastante exigente cuando como fuera de casa. No hay nada que me siente tan mal como un servicio de este tipo (creo que no soy el único al que un restaurante con un mal servicio le cabrea como un mono). De hecho, recordando la primera vez que cenamos allí, hubo un detalle del camarero que me marcó, aunque ya había olvidado: me trató como a un colega suyo de toda la vida, dándome palmaditas en la espalda y apretándome el hombro mientras me preguntaba "¿qué tal todo, bien? ¿habéis cenado bien?"...He asistido a cursos de formación de camareros en los CDT's, he trabajado en muchísimos sitios durante mis años de estudiante y sobre todo he procurado aplicar mi sentido común...y nunca, nunca, bajo ningún concepto se me ha ocurrido actuar de tal forma, el respeto al cliente no debe perderse en ningún momento.
-
En fin, no estaría mal que los gerentes de este restaurante (si es que existe algún tipo de gestión, claro) se dieran cuenta de lo que tienen en casa. Y hay algo aún más curioso: este restaurante se anuncia como The Slow Food Pasta-Pizza...suena a cachondeo, ¿verdad?...en este caso, bastante acertado el intento de aprovechar la moda del movimiento Slow-Food por lo que a slow se refiere, vamos...aunque poco que ver con su esencia.
-
No sé si el restaurante Made in Italia está incluido en La Taula. Si es así, creo que la crítica va a ser poco favorecedora.

8 comentarios:

José A. García Suárez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
José A. García Suárez dijo...

Estimado David, en este caso el "factor Ulyses" te jugó una mala pasada. El problema de la profesionalidad en la hostelería es nuestro gran mal que impide hacer de España un destino Experiencial como propone el Plan Turismo 2020.

Saludos desde Priego

José A. García Suárez dijo...

Estoy tan desconectado de blogger que hasta te he repetido el comentario.

Pepet dijo...

He visto este comentario de casualidad y a mi me paso ayer lo contrario, fui a otro resturante que no sabia ni que exisitia y el trato fue exquisito , la comida para ser un menu de 11 euros, de esos que eliges un primero,segundo y postre pues no estaba mal y el ambiente muy agradable. igual vosotros vais y os parece una patata, pero a mi me gustó bastante. Se llama La catedrala, justo detras de San Nicolas creo que la calle se llama San Nicolas tambien.

David Giner dijo...

J.A., me huelo que si ya de por sí es complicado gestionar el problema de la profesionalidad, con el supuesto trasvase construcció-hostelería de los próximos 2-3 años...el horizonte pinta gris oscuro...y me temo que el 2020 no presenta medidas dirigidas a frenar este nuevo panorama...veremos...

Pepet, probaremos La Catedrala. Me lo apunto.Las recomendaciones están para tenerlas en cuenta.

Rafa dijo...

David, no es que vaya mucho a Alicante capital, pero me apunto el sitio para no ir. Y, como le dije a Juan Sobejano, si por casualidades de la vida voy, te aseguro que les comentaré que he leído malas críticas de su local en Internet.

David Giner dijo...

...con lo poco que costaría tener un detalle con el cliente, una simple disculpa en el momento de cometer el error...se ve que no se han dado cuenta aún de que los clientes insatisfechos hacen más ruido que los satisfechos...pero sí, me apunto lo de comentar las malas críticas, igual de esta manera se dan cuenta de que las hojas de que la web 2.0 también funciona como hoja de reclamaciones...

Anónimo dijo...

Tu si que eres un esquisito en America Latina bien puedes esperar 1 hora para comer claro (15 minutos solo para las bebidas) y eso no solo es para las clases pobres sino tambien para la clase "rica"